Contenido principal

Noticias

23/12/2017

La Comunidad reabre una ayuda para modernizar los centros especiales de empleo que estaba cerrada desde 2011

Se trata de la subvención para nuevos activos fijos de estos centros y que facilita, por ejemplo, la adquisición de utensilios, maquinaria o automóviles para logística

La ayuda asciende a 100.000 euros este año, pero será de 400.000 euros en 2018, y de ella pueden beneficiarse ya aquellos centros especiales de empleo que hayan incrementado su personal indefinido

Visita a un centro especial de empleo

Visita a un centro especial de empleo

Formato: jpeg
Tamaño: 1.0 MB.

Ver imagen a tamaño real  Este enlace se abrirá en una nueva ventana

La Consejería de Empleo, Universidades y Empresa, a través del SEF, ha reactivado las ayudas para que los 42 centros especiales de empleo de la Región adquieran nuevos activos fijos, de cara a su modernización. Estas ayudas estaban cerradas desde 2011, y de ellas pueden beneficiarse aquellos centros que hayan incrementado en los últimos doce meses su número de trabajadores indefinidos con discapacidad.

Los centros especiales de empleo son empresas de empleo protegido, en los que al menos el 70 por ciento de trabajadores presentan una discapacidad. Su objetivo principal es proporcionar a estos empleados la realización de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características. En la actualidad, estos 42 centros disponen de alrededor de 1.100 trabajadores con discapacidad y 150 no discapacitados.

Dichos centros cuentan con diversas ayudas del SEF, siendo la más importante el pago del 50 por ciento del salario del trabajador con discapacidad. Sin embargo, a consecuencia de la crisis económica alguna de esas ayudas complementarias, como la de activos fijos para la modernización de los centros, se paralizó, y ahora se recupera con 100.000 euros. Estas ayudas se cuatriplicarán en 2018, y ascenderán entonces a 400.000 euros.

Otras de las ayudas para estos centros que se paralizaron durante la crisis fueron la correspondiente a la adaptación de puestos de trabajo y eliminación de barreras arquitectónicas, así como la de asistencia técnica al mantenimiento de empleo, si bien éstas ya fueron recuperadas el pasado año por el SEF.

La ayuda para nuevos activos fijos era una reivindicación del sector, que cumple un objetivo paralelo a la modernización de los centros: fomentar la contratación indefinida. Dado que la estabilización de los contratos es un requisito indispensable para optar a las ayudas, es más sencillo que los responsables de estos centros que tengan la intención de ampliar sus plantillas se decidan a hacerlo.

El consejero de Empleo, Universidades y Empresa, Juan Hernández, destacó que “reactivar estas ayudas era un compromiso de la Comunidad” y señaló que éstas “van a permitir que, a través del fomento de la contratación indefinida de la persona con discapacidad, los centros modernicen sus instalaciones y sus equipamientos. Y esto, a su vez, va a redundar en una mejor calidad del empleo del trabajador”.

Enviar este contenido por correo electrónico
Vota: 
 |  Resultado: 0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés  0 votos

Categoría nota prensa: Empleo, Universidades y Empresa

© 2011 Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Región de Murcia. Crecemos con Europa Unión Europea. Fondo Europeo de Desarrollo Regional