Región de Murcia joven hasta los 40. Región de oportunidades Canal Whatsapp Web CARM
Contenido principal

25-01-2024

Referencia del Consejo de Gobierno

El Consejo de Gobierno, en su sesión de hoy jueves, 25 de enero de 2024, ha dado luz verde a la creación y regulación de la Comisión Interadministrativa del Mar Menor, el principal órgano de cooperación institucional recogido en la Ley de recuperación y protección del Mar Menor.

Asimismo, el Ejecutivo regional ha autorizado la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Molina de Segura para la gestión y tratamiento de aguas residuales del municipio, un servicio con un gasto anual estimado de 454.337 euros financiado íntegramente por la Administración autonómica.

Entre otros acuerdos, el Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno a la declaración como Bien de Interés Cultural de la talla de marfil denominada Cristo de Lepanto, un crucificado anónimo datado entre los siglos XVI y XVII, con unas dimensiones (sin la cruz) de 68 x 63 x 15 cm., que se encuentra en la iglesia parroquial de Santa María de Gracia de Cartagena.


Aprobada la creación y regulación de la Comisión Interadministrativa del Mar Menor
Agricultura
Las organizaciones productoras de frutas y hortalizas recibieron 77,6 millones de la UE en 2023
Agua
Convenio con el Ayuntamiento de Molina de Segura para la depuración de aguas residuales
Patrimonio
Declarado Bien de Interés Cultural el Cristo de marfil, llamado de Lepanto, de la Iglesia de Santa María de Gracia de Cartagena
Empresa
Autorizada la adhesión de una entidad al convenio para el mantenimiento de la Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa
Ceses y nombramientos
La economista y experta en auditoría y consultoría empresarial Ana María López asume la dirección del ICREF
Aprobada la creación y regulación de la Comisión Interadministrativa del Mar Menor

El Consejo de Gobierno, a propuesta de la Consejería de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor, ha acordado la creación y regulación de la Comisión Interadministrativa del Mar Menor, el principal órgano de cooperación institucional recogido en la Ley de recuperación y protección del Mar Menor.

El objetivo de la Comisión es la coordinación institucional entre la Comunidad Autónoma, la Administración del Estado y los diez ayuntamientos de la cuenca vertiente al Mar Menor.

El pasado día 17 de enero tuvo lugar la suscripción del Protocolo de colaboración entre la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la Administración General del Estado (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) y los ayuntamientos de San Pedro del Pinatar, San Javier, Los Alcázares, Torre Pacheco, Fuente Álamo de Murcia, Cartagena, La Unión, Murcia, Alhama de Murcia y Mazarrón sobre la creación y regulación de la Comisión Interadministrativa del Mar Menor.

La Comisión es competente para acordar criterios que faciliten la cooperación de los órganos de las distintas administraciones públicas; fomentar la cooperación y colaboración entre las diferentes administraciones involucradas en la protección y recuperación del Mar Menor; facilitar el intercambio de información y cualquier otra que coadyuve el mejor desempeño de sus competencias.

La Comisión Interadministrativa del Mar Menor se constituirá en el plazo máximo de tres meses a partir de la entrada en vigor del acuerdo aprobado hoy y tiene una vigencia de cuatro años. El protocolo contempla seis puntos donde se exponen las bases que razonan la necesidad de establecer este compromiso mediante la creación de la Comisión; y una cláusula con siete puntos que regulan su funcionamiento.

Este órgano colegiado se reunirá al menos una vez al año, o cuando lo soliciten tres ayuntamientos, la Comunidad o la Administración central. Asimismo, podrá desplegar grupos o comisiones de trabajo para la cooperación en la ejecución de las medidas que realice cada una de las administraciones implicadas.

Agricultura

Las organizaciones productoras de frutas y hortalizas recibieron 77,6 millones de la UE en 2023

La titular de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca ha presentado hoy al Consejo de Gobierno un informe sobre las ayudas de la Unión Europea que recibieron el pasado ejercicio las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH) de la Región, específicamente destinadas a aumentar la competitividad del sector.

Las 89 OPFH de la Región de Murcia ingresaron por este concepto un total de 77,6 millones de euros, ligados a la consecución de objetivos y con cargo al Fondo Europeo de Garantía Agraria (FEAGA).

Estas ayudas tienen como objetivo conseguir una agricultura sostenible y de precisión que minimice el impacto en el entorno y garantice la calidad y la seguridad alimentaria, a través del cultivo de productos saludables y accesibles.

En concreto, se destinan a impulsar actuaciones de modernización de los procesos productivos, innovación, optimización de recursos, mejora de suelos, aumento de los rendimientos hídricos y mejora de procesos de manipulación.

Las 89 OPFH de la Región de Murcia aglutinan a más de 7.000 socios, que representan un 60 por ciento de la producción total de frutas y hortalizas en la Región de Murcia, con un volumen de 2,1 millones de toneladas.

Las ayudas de la Unión Europea a las OPFH tienen como finalidad reforzar la posición de los productores frente a una demanda cada vez más concentrada e integrar las consideraciones medioambientales en la producción y la comercialización de frutas y hortalizas, utilizando prácticas de cultivo y de gestión de residuos responsables, con especial atención al uso eficiente de los recursos naturales y a la preservación de la biodiversidad.

Las obligaciones de las OPFH son planificar la producción de sus miembros y ajustarla a la demanda del mercado; concentrar la oferta; comercializar de forma conjunta toda la producción de sus miembros para un mayor poder de negociación y mejora de los precios en origen; optimizar los costes de producción y los beneficios de las inversiones realizadas.

Agua

Convenio con el Ayuntamiento de Molina de Segura para la depuración de aguas residuales

El Consejo de Gobierno, a propuesta de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, ha autorizado a la Entidad de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia (ESAMUR) a firmar un convenio con el Ayuntamiento de Molina de Segura para la gestión y tratamiento de aguas residuales del municipio.

El objetivo del acuerdo es adecuar el sistema de financiación a los numerosos cambios introducidos en las normativas sectoriales de vertidos, de reutilización de aguas y de gestión de residuos.

El servicio, con un gasto anual estimado de 454.337 euros, será financiado íntegramente por la Administración autonómica, con cargo al canon de saneamiento, un impuesto finalista y solidario implantado por la Ley 3/2000, de 12 de julio, de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia para ofrecer un servicio esencial de calidad en el territorio regional.

El acuerdo, de carácter plurianual, con una duración mínima de cuatro años y máxima de ocho, establece herramientas para adecuar la financiación a las circunstancias de cada momento, y contempla la flexibilidad necesaria en función a las particularidades del municipio. El sistema se articula a partir de unas transferencias de financiación a favor del Ayuntamiento, que se modulan en función de una serie de objetivos de calidad en el proceso de depuración.

Asimismo, se proporciona al Consistorio un conjunto de directrices técnicas acordes a las últimas novedades en materia de saneamiento y depuración, para su incorporación a los protocolos de funcionamiento del servicio municipal.

Además, al tratarse de un convenio de gestión de fondos, se implementan las exigencias de publicidad y transparencia requeridas, así como un sistema de control de los recursos asignados. En este sentido, el Ayuntamiento de Molina de Segura deberá justificar el destino final dado a la aportación recibida antes del 31 marzo de cada año natural, mediante la presentación de una memoria emitida por el órgano competente. A su vez, se permitirá el acceso a ESAMUR para la inspección de las instalaciones y el control del servicio.

Patrimonio

Declarado Bien de Interés Cultural el Cristo de marfil, llamado de Lepanto, de la Iglesia de Santa María de Gracia de Cartagena

El Consejo de Gobierno ha aprobado la declaración como Bien de Interés Cultural de la talla de marfil denominada Cristo de Lepanto, tras la tramitación del expediente correspondiente, en el que emitieron informe favorable la Universidad de Murcia, la Real Academia de Bellas Artes de Santa María de la Arrixaca y la Real Academia Alfonso X el Sabio, señalando la especial significación del bien.

La obra, llamada también Cristo de Don Juan de Austria, es un crucificado anónimo datado entre los siglos XVI y XVII, con unas dimensiones (sin la cruz) de 68 x 63 x 15 cm., que se encuentra en la iglesia parroquial de Santa María de Gracia de Cartagena.

Según la tradición, al regreso de la batalla de Lepanto, la flota española arribó al puerto de Cartagena, al mando de don Juan de Austria, quien habría organizado una procesión triunfal y de acción de gracias hasta la Catedral Antigua. En ese templo dejaría la imagen en marfil del crucificado, que habría portado en su cámara de la galera.

Junto al valor histórico de la pieza, se han tenido en cuenta los valores propiamente artísticos que concurren en la pieza, pues se trata de una de las escasas muestras de talla de marfil existentes en la Región, y sólo comparable en sus dimensiones al crucificado existente en la colección del Real Monasterio de la Encarnación de Mula, catalogado como bien de interés cultural como elemento mueble vinculado a dicho monumento. Existe otra imagen, denominada también Cristo de Lepanto, en el monasterio de Santa Ana de Jumilla, aunque de dimensiones más modestas.

Aunque por su vinculación inicial a la Catedral Antigua, que goza de la consideración de bien de interés cultural, cabría considerar esta pieza como bien mueble vinculado al monumento, su desplazamiento a la iglesia de Santa María de Gracia hace que haya perdido su contextualización espacial original y su vinculación con el monumento bien de interés cultural, lo que aconseja, con el fin de garantizar la adecuada conservación y ubicación, una catalogación específica como bien mueble, independientemente de su localización.

Empresa

Autorizada la adhesión de una entidad al convenio para el mantenimiento de la Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa

El Consejo de Gobierno, a propuesta de la Consejería de Economía, Hacienda y Empresa, ha autorizado la adhesión de la Fundación Eurofirms, con la aportación de 3.000 euros anuales, al convenio entre la Comunidad y la Universidad de Murcia (UMU) para el mantenimiento de la Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa.

Eurofirms es una entidad sin ánimo de lucro que ejerce su actividad en el sector de consultoría de recursos humanos con el objetivo de conseguir la inserción al mercado laboral de personas con discapacidad.

La Comunidad y la UMU suscribieron el 26 de septiembre de 2022 un convenio por el que se rige el funcionamiento de la Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa, cuyo fin es facilitar la formación y el desarrollo de investigaciones en temas relacionados con ese ámbito. El acuerdo prevé que la Cátedra se financiará a través de las aportaciones que realicen las empresas que formalicen el correspondiente documento de adhesión.

La responsabilidad social corporativa de una organización o institución es el resultado del impacto que genera su actividad, el sumatorio de impactos positivos y negativos que genera en su relación con los grupos con los que interactúa: clientes, empleados, proveedores, medio ambiente, etc. Es positivo que las organizaciones adquieran compromisos con la sociedad, generando valor añadido más allá de la legalidad, con el fin de lograr el bienestar de sus grupos de interés y el cuidado de su entorno medioambiental, social y económico.

Ceses y nombramientos

La economista y experta en auditoría y consultoría empresarial Ana María López asume la dirección del ICREF

El Consejo de Gobierno ha aprobado el nombramiento de la economista y experta en organización y gestión empresarial Ana María López Oña como nueva directora del Instituto de Crédito y Finanzas de la Región de Murcia (ICREF).

La nueva responsable de este organismo es licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Murcia, controladora de gestión certificada (Chartered Controller Analyst) y máster en Dirección Financiera por la Escuela de Negocios y Administración de Empresas (ENAE). Está especializada en auditorías internas de gestión de la calidad.

López Oña ha desarrollado su labor profesional de manera íntegra en el ámbito privado, primero en el sector bancario y posteriormente en el de la auditoría y consultoría empresarial, área en la que se ha especializado en aspectos económico-financieros y jurídico-mercantiles como la gestión y organización empresarial, control presupuestario o implantación de sistemas de gestión de calidad.