Contenido principal

Instituto de Seguridad y Salud Laboral

Antes de realizar una soldadura autógena, debemos conocer tanto los riesgos, como las medidas preventivas a utilizar

Como consecuencia de las actuaciones de asesoramiento y de investigación de accidentes que realizamos desde este Instituto de Seguridad y Salud Laboral, queremos alertar a empresas y trabajadores de las precauciones a adoptar ante la realización de una soldadura oxiacetilénica.

La realización de soldaduras autógenas es tan habitual en muchos sectores de actividad, que muchas veces nos hace no reparar en los riesgos y en las medidas de protección que debemos utilizar.

Esta generalización ha hecho que las situaciones de riesgo para los trabajadores que prestan servicios en las mismas, observadas por nuestros técnicos de prevención en sus actuaciones de asesoramiento, sean cada vez más frecuentes.

Por ello, desde el Instituto de Seguridad y Salud Laboral de la Región de Murcia, hemos realizado una ficha divulgativa, en la que se exponen de manera clara y concreta los riesgos que supone la utilización de este equipo de trabajo y las precauciones que hay que adoptar para evitar accidentes.

             Botellas de gases                          Soldando

En todos los procesos de soldadura se derivan riesgos de carácter general, tales como:

  • Choques, golpes, etc.,
  • Caídas a distinto nivel, en función de la situación del soldador.
  • Quemaduras (por la llama del soplete o bien por las piezas calientes).
  • Proyección de partículas.
  • Exposición a incendios y explosiones.
  • Exposición a humos y gases de soldadura. (Riesgo higiénico).

Para evitar estos riesgos, habrá que:

  • Revisar periódicamente el equipo de soldadura para comprobar su buen estado.
  • No engrasar jamás ninguna parte del equipo, ya que en presencia de oxígeno los lubricantes se hacen explosivos.
  • No emplear las botellas de gases para soplar el polvo de la ropa debido a la peligrosidad del acetileno y el oxígeno.
  • Ante un incendio, cerrar rápidamente las válvulas de alimentación del equipo de soldadura.
  • No golpear ni arrastrar las botellas de gases.
  • Después de una parada larga o al inicio del trabajo se purgarán las conducciones y el soplete antes de aplicar la llama.
  • Las mangueras con una longitud adecuada se colocarán de forma que eviten la caída de trabajadores.
  • Las botellas deberán tener la caperuza debidamente fijada, y se almacenarán, incluso las vacías, siempre con las válvulas cerradas y provistas de su protector, caso de ser preceptivo su uso. Las botellas llenas y vacías se almacenarán en grupos separados, verticalmente y sujetas para evitar su caída. Antes de usar una botella hay que asegurarse que esté bien sujeta para evitar su caída.
  • Todos los equipos, canalizaciones y accesorios, deberán ser los adecuados para la presión y el gas a utilizar en cada aplicación.
  • Al interrumpir el trabajo de soldadura o corte con llama, no se colgará el soplete de la botella, ni se calentará la botella con éste. No se emplearán llamas para detectar fugas. Se evitará que las chispas caigan sobre las botellas y mangueras, utilizando pantallas o cortinas de soldadura.
  • Mantenimiento y revisiones periódicas de las mangueras para detectar envejecimientos y grietas.
  • El operador siempre utilizará, mandil de cuero, careta de protección, guantes y calzado de seguridad.

Para mayor información, leer la ficha divulgativa sobre soldadura oxiacetilénica, que se adjuntan como documento de la presente alerta.

© Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Marca Región de MURCIA