Contenido principal

Medio Ambiente

Noticias

23/11/2022

La Comunidad plantea en el Congreso Nacional de Medio Ambiente acciones frente al avance de la desertificación

El consejero Antonio Luengo destaca el valor de las tierras de secano como sumidero de carbono y pone de relieve que el suelo agrícola de la Región es el que menos porcentaje de carbono tiene

El consejero Antonio Luengo, durante su intervención en el Congreso Nacional de Medio Ambiente.

El consejero Antonio Luengo, durante su intervención en el Congreso Nacional de Medio Ambiente.

Formato: jpeg
Tamaño: 98,67 KB.

Ver imagen a tamaño real Este enlace se abrirá en una nueva ventana

El cambio climático en una región especialmente vulnerable al mismo, como es la de Murcia, planteado como uno de los grandes retos de nuestros días para la agricultura y la alimentación, fue el hilo conductor de la intervención del consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, Antonio Luengo, en la sesión del Congreso Nacional de Medio Ambiente, celebrado en Madrid, que abordó 'La Misión Europea de Adaptación al cambio climático: una oportunidad paras las regiones y comunidades'.

Luengo recordó que las regiones mediterráneas "resultan ser las más vulnerables al cambio climático de Europa, produciendoefectos tales como el alargamiento de los veranos; el aumento de fenómenos meteorológicos extremos; la subida del nivel del mar; la proliferación de especies invasoras; el incremento de las olas de calor; la alteración de los ecosistemas; y la desertificación, aspecto en el que la Región de Murcia es, porcentualmente, la comunidad española más sensible a este fenómeno".

El consejero aseguró que "esta realidad sitúa a la Región ante un escenario de mayor vulnerabilidad que otros territorios, por lo que estamos adoptando medidas que ayuden a mitigar los efectos del cambio climático, que suponen, además de una continua erosión de los valores medioambientales, una pérdida de oportunidades para el desarrollo económico y social".

Dentro de las actuaciones específicas de lucha contra la desertificación, puso de relieve el valor de la agricultura de secano como potencial sumidero de carbono, y señaló que ésta, dedicada principalmente al olivar, cereal, almendro y viña, "ocupa el 71 por ciento de la superficie de cultivo, y aunque sólo aporta el cuatro por ciento del Valor Añadido Bruto tiene una función esencial en términos de mantenimiento del ecosistema, de importancia en los espacios naturales protegidos y la Red Natura 2000, del paisaje y del territorio".

La Región ha participado en el Proyecto 'Life AmdryC4' para implantar medidas de lucha contra la desertificación, cuyo principal objetivo es la adaptación al cambio climático por parte de la agricultura de secano en áreas mediterráneas para fortalecer su función mitigadora como sumideros de carbono. El consejero subrayó que "el suelo agrícola de la Región es el que menos porcentaje de carbono tiene, lo que implica un gran potencial para secuestrar el carbono atmosférico, porque puede almacenar mucho más que las regiones más húmedas".

Estrategia 'Carbon Farming'

Con ello, nuestra Comunidad se alinearía con la Estrategia 'Carbon Farming', cuya iniciativa será presentada por la Comisión Europea próximamente para compensar económicamente a los agricultores su contribución a la mitigación del cambio climático, "lo que puede conducirnos a una valoración del suelo como capital natural, no tenido en cuenta hasta ahora por los diversos organismos, de modo que la agricultura de secano en Murcia podría llegar a compensar las emisiones que produce al año toda la agricultura de la Región, solamente con aumentar un 4x1.000 el carbono del suelo mediante determinadas prácticas de gestión".

La Región declaró en junio de 2020 la situación de emergencia climática y ambiental, poniendo así en marcha un conjunto de 15 líneas de actuación para combatir los efectos de la subida de las temperaturas, la escasez hídrica o el aumento de fenómenos meteorológicos extremos, recogidas en la Estrategia de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático.

De entre ellas, Luengo destacó la evaluación de la huella de carbono asociada a nuevos planes o programas, con el objeto de reducir la transformación y ocupación de nuevo suelo y mantener los depósitos de carbono y la tasa de absorción de la vegetación; y el impulso a los acuerdos ambientales voluntarios para la adaptación y mitigación de las emisiones de CO2, para que empresas y organizaciones se comprometan a estimar sus emisiones de gases de efecto invernadero y establecer medidas para reducirlas en un 26 por ciento antes de 2030, y compensar las que no pueden ser reducidas.

A estos efectos, "el Gobierno regional pone a disposición de las empresas que necesiten compensar emisiones y opten por la repoblación forestal como sumidero de CO2, 740 Has de terrenos degradados o incendiados en el ámbito de los montes públicos, e impulsa el reconocimiento por el Gobierno de España de los créditos de carbono derivados de la gestión de las masas forestales, como mecanismo de compensación de emisiones de CO2, lo que sería un incentivo muy importante para la gestión de los montes públicos y privados", señaló.

Enviar este contenido por correo electrónico
Vota: 
 |  Resultado: 0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés  0 votos

Categoría nota prensa: Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias

© Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Marca Región de MURCIA