Contenido principal

Salud

Noticias

20/01/2022

La nueva Comisión regional de prevención y control de VIH, ITS y hepatitis asesorará sobre estas enfermedades

Casi el 91 por ciento de los nuevos diagnósticos de infección por VIH en los últimos tres años son atribuibles a transmisión sexual

La Estrategia Global del Sector de la Salud para la prevención de la Organización Mundial de la Salud integra, por primera vez, todas estas infecciones con el objetivo de optimizar su impacto

La nueva Comisión regional de prevención y control del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), infecciones de transmisión sexual (ITS) y hepatitis víricas, que asesorará sobre actuaciones relativas a dichas enfermedades, acaba de formalizar su creación, adscrita a la Consejería de Salud, como órgano colegiado de asesoramiento

Una vez publicada en el Boletín Oficial de la Región, el pasado 14 de enero, la orden por la que se crea esta Comisión, se pone en marcha para asesorar sobre actuaciones preventivas y de control de la infección por VIH, ITS y hepatitis víricas, en el ámbito de salud pública, proponer prioridades en las diferentes actuaciones, prestar apoyo en el desarrollo de los protocolos de actuación, y colaborar y realizar cuantos estudios se consideren necesarios.

Este órgano, que preside el director general de Salud Pública y Adicciones, incluye en su composición a responsables de la Consejería en estas materias, un especialista de cada área de salud, y a representantes de instituciones penitenciarias, Federación Regional de Municipios, Delegación del Gobierno, Universidad de Murcia, y hasta un máximo de cinco vocales por las entidades sociales más representativas en la materia.

La Comisión se reunirá con carácter ordinario al menos una vez al año, y de forma extraordinaria cuando sea convocada por la presidencia a iniciativa propia o a solicitud de un tercio de sus miembros.

Apuesta por la prevención del VIH

La Consejería de Salud apuesta por intensificar y focalizar las campañas de promoción de la salud y prevención del VIH para reducir el diagnóstico tardío. Mejorar el acceso a la prueba del VIH y ampliar su realización en la práctica asistencial permite normalizarla y beneficia a personas con baja percepción del riesgo de infección, especialmente a quienes mantienen relaciones sexuales no protegidas.

Durante el periodo 2018-2020 se produjo un claro predominio de los nuevos diagnósticos de VIH en varones, hasta alcanzar el 86,6 por ciento de los nuevos casos. Por edad, las mayores tasas de incidencia en varones se registran entre los 25 y los 39 años, mientras que en mujeres se da entre los 20 y 34 años. La mayor incidencia en ambos sexos se detecta en el grupo de 30 a 34 años.

En 2020, la mayor tasa de incidencia en hombres correspondió al grupo de 25 a 29 años, seguido del de 20 a 24 años. En mujeres se registró en el grupo de 30 a 34 años, seguido del de 20 a 24 años.

Casi el 91 por ciento de los nuevos diagnósticos de infección por VIH en los últimos tres años son atribuibles a transmisión sexual. Entre los varones diagnosticados en el periodo 2018-2020, el 71,7 por ciento se corresponden a transmisión en hombres que mantienen sexo con hombres, porcentaje que asciende al 86,6 por ciento en 2020; un 19 por ciento a transmisión heterosexual, que baja al nueve por ciento en 2020; y un 2,9 por ciento corresponden a personas que se inyectan drogas, que en 2020 se sitúa en el 1,5 por ciento. En mujeres, en el mismo periodo, el 90,7 por ciento son atribuibles a transmisión heterosexual, porcentaje que asciende al cien por cien en 2020.

La Estrategia Global del Sector de la Salud para la prevención de VIH, ITS y hepatitis virales 2022–2030 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) integra, por primera vez, todas estas infecciones con el objetivo de optimizar su impacto, dado que comparten riesgos, mecanismos de transmisión, determinantes estructurales y factores individuales y sociales. La OMS ha adquirido el compromiso de erradicar estas infecciones mediante prevención, diagnóstico precoz, tratamiento de las infecciones, atención a la cronicidad y mejora de la calidad de vida, así como la lucha contra el estigma y la discriminación asociada a ellas.

Durante 2020 se realizaron en la Región de Murcia un total de 90.537 pruebas para la detección del VIH y se registraron 75 nuevos positivos. Como en el resto de España, estas pruebas disminuyeron en el primer semestre del año debido a factores asociados a la pandemia de Covid-19 como el confinamiento y el menor acceso al sistema sanitario. En 2019 se registraron 130 casos y se realizaron 92.450 pruebas.

Enviar este contenido por correo electrónico
Vota: 
 |  Resultado: 0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés  0 votos

Categoría nota prensa: Salud

© Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Marca Región de MURCIA