Contenido principal

Fomento e Infraestructuras

Introducción

¿Qué son las Viviendas de Promoción Pública?

Son viviendas de promoción pública las que lleve a cabo sin ánimo de lucro la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, a través de la Oficina para la Gestión Social de la Vivienda, adscrita a la D.G. de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda, o mediante convenio con los Entes Locales, Organismos Autónomos y demás Entidades Públicas competentes, con la finalidad de favorecer el acceso a una vivienda o alojamiento a aquellos sectores de la población con dificultades especiales para obtenerlos en el mercado inmobiliario y a grupos de población de características o circunstancias específicas.

¿A quién van destinadas?

Podrán ser adjudicatarios de viviendas de promoción pública aquellos solicitantes cuyos ingresos familiares máximos corregidos sean inferiores a 1,8 veces el SMI.

Precios

  • El precio máximo de venta por metro cuadrado útil es el 90% del módulo aplicable a las viviendas protegidas establecido por la normativa estatal para las actuaciones protegidas en materia de vivienda y suelo, en el año en que se inicie la promoción de las obras y referido al área geográfica donde se ubique la misma.
  • En régimen de alquiler la renta máxima inicial por metro cuadrado útil será el 3% del precio de venta de la vivienda.

Regímenes de disfrute de las VPP

Las viviendas promovidas por la Oficina para la Gestión Social de la Vivienda de la Región de Murcia, en todo caso deberán destinarse a domicilio habitual y permanente de los adjudicatarios, teniendo el siguiente régimen de uso:

A) Alojamiento Temporal: podrán acceder aquellos peticionarios cuyos ingresos familiares corregidos no superen 0’8 veces el SMI. Se cederán exclusivamente en precario

B) Arrendamiento protegido: Serán adjudicadas a aquellas personas cuyos ingresos familiares estén comprendidos entre 0,8 y 1,2 veces el SMI.

C) Venta protegida: Serán adjudicadas a aquellas personas cuyos ingresos familiares estén comprendidos entre 1,2 y 1,8 veces el SMI.

Obligaciones de los adjudicatarios de las VPP

  • Una vez entregadas las viviendas deberán ser ocupadas en el plazo de 1 mes.
  • La vivienda habrá de dedicarse a domicilio habitual y permanente del adjudicatario y los familiares que con él convivan.

Viviendas en régimen de arrendamiento

  • El inquilino satisfará la renta anual, pagadera por mensualidades anticipadas, mediante domiciliación bancaria.
  • Deberá mantener la vivienda en perfecto estado de conservación e higiene, quedando obligado a reparar a su costa todas cuantas roturas, defectos y deficiencias sufra la vivienda, que no sean producidos por el desgaste dimanante del normal uso de la misma y de sus elementos funcionales y/o arquitectónicos.
  • El arrendatario no podrá realizar en la vivienda arrendada obra alguna sin la expresa autorización escrita del Instituto de Vivienda y Suelo.
  • En caso de resolución del contrato de arrendamiento el inquilino deberá devolver la vivienda en perfectas condiciones y cumplir las obligaciones vencidas.
  • Serán a cuenta de los arrendatarios de viviendas de promoción pública los gastos necesarios para el mantenimiento de la vivienda y sus instalaciones, así como el coste de los servicios del inmueble donde se ubique.
  • En todo caso corresponderá a los arrendatarios satisfacer los siguientes gastos:

    - Los derivados de los servicios individuales de agua, luz y otros análogos.
    - Los derivados de los servicios comunes de luz, agua, ascensor, antena colectiva, portero automático y otros análogos.
  • Estas obligaciones colectivas se gestionan por medio de las correspondientes comunidades constituidas al efecto.
  • El arrendatario con carácter previo a la formalización del contrato de arrendamiento, depositará en concepto de fianza, que no será en ningún caso aplicable al pago de la renta, el importe de una mensualidad de renta.
  • El impago de dos mensualidades de renta será causa suficiente iniciar el procedimiento de desahucio y, en su caso, proceder a la resolución del contrato, al igual que el Subarriendo total o parcial del mismo.

Régimen: venta

  • El comprador deberá satisfacer con carácter previo a la firma del contrato de compraventa el 5% del precio de la vivienda en concepto de entrega inicial más el IVA correspondiente.
  • El resto del precio será satisfecho por el comprador en el plazo y mediante el abono de las cuotas que se especifican en el cuadro de amortización.
  • La falta de pago de cualquiera de las mensualidades señaladas se estipula expresamente como condición resolutoria del contrato, así como el lanzamiento o desalojo de la vivienda.
  • Las mensualidades establecidas se pagarán mediante recibo que girará el Instituto de Vivienda y Suelo en los cinco primeros días hábiles de cada mes en la cuenta bancaria designada por el comprador.
  • El comprador y los restantes propietarios se constituirán en Comunidad de propietarios, a la que corresponde la administración del inmueble, y, en consecuencia, podrá exigir los gastos de administración, conservación, servicios comunes, contribuciones, impuestos arbitrios, tasas y derechos que graven la propiedad y el uso de las viviendas y locales, con arreglo a los Estatutos que han de regir dicha Comunidad.
  • No podrán gravar, enajenar o ceder a terceros, por ningún título los derechos derivados del contrato de compraventa ni el uso del inmueble objeto del mismo, hasta el momento en que haya abonado la totalidad del precio.
  • El comprador no podrá enajenar la vivienda hasta haber hecho efectiva la totalidad del precio, y, en todo caso, hasta transcurridos cinco años desde la fecha del otorgamiento de la escritura pública de compraventa.
  • Sin perjuicio del consentimiento o conocimiento que corresponda a la Comunidad de propietarios, el comprador no podrá realizar en la vivienda obra alguna sin la autorización del Instituto de Vivienda y Suelo. En caso de resolución de este contrato, el Instituto de Vivienda y Suelo podrá optar entre que las obras autorizadas queden a beneficio de la finca, sin indemnización alguna, o que el comprador, a su costa, reponga la vivienda a las mismas condiciones en las que la recibió.
  • Las reparaciones necesarias en el interior de la vivienda como en las restantes viviendas o en los elementos o servicios comunes del edificio o de la urbanización del Grupo de que forma parte, serán en todo caso de cuenta del comprador.
  • La contratación de los servicios y suministros individuales de agua, gas, electricidad y otros similares, correrá a cargo y por cuenta del comprador.
  • El contrato se elevará a escritura pública una vez satisfecha la totalidad del precio de venta. El precio aplazado del las mismo se garantizará por cualquiera de los medios legalmente establecidos, considerándose como condición resolutoria expresa el impago de alguna de las cantidades aplazadas.
  • Serán a cargo del comprador los gastos derivados del otorgamiento de la primera copia de la escritura de compraventa y de su inscripción en el Registro de la Propiedad. También será de cuenta del comprador el pago del arbitrio de plusvalía, si lo hubiere.
© Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Marca Región de MURCIA