Contenido principal

Familia e Igualdad de Oportunidades

Características del acogimiento y adopción

¿Qué es el Acogimiento?

Figura que otorga la guarda de un menor a una persona o núcleo familiar con la obligación de cuidarlo, alimentarlo y educarlo por un tiempo, con el fin de integrarlo en una vida familiar que sustituya o complemente temporalmente a la suya natural, con independencia de que los padres estén o no privados, total o parcialmente de la patria potestad. Tiene como finalidad la adaptación a la vida en familia de menores, de manera transitoria, bien para su reinserción en su familia de origen, bien como paso previo a su posible adopción.

La Ley 1/1996, de Protección Jurídica del menorEste enlace se abrirá en ventana nueva, recoge la posibilidad de que la Entidad Pública pueda acordar en interés del menor un acogimiento PROVISIONAL en familia, cuando los padres se opongan al acogimiento y subsistirá mientras se tramita el necesario expediente, en tanto no se produzca resolución judicial. De esta manera se facilita la constitución del acogimiento de aquellos niños sobre los que sus padres han mostrado el máximo desinterés.

En atención a la finalidad del acogimiento se distinguen tres modalidades:

Acogimiento Simple

Este tipo de acogimiento se caracteriza por su carácter temporal ya que se prevé que el menor retorne a su familia de origen. El objetivo que se pretende es garantizar la atención del menor hasta que se acuerde otra medida de protección más estable.

Acogimiento Permanente

Este tipo de acogimiento se suele dar en menores de cierta edad en la que se no se prevé el retorno con sus padres biológicos a corto plazo, suele ser en familia extensa o en caso de familia ajena para aquellos menores que por las características personales de los mismos (edad, minusvalía...) resulta difícil una adopción.

Acogimiento Preadoptivo

Es el acogimiento previo a la adopción, y su finalidad es establecer un periodo de convivencia del menor con su posible familia adoptiva de cara a garantizar la mayor adaptación y vinculación entre adoptantes y adoptado.
Este tipo de acogimiento puede ser con consentimiento de los padres, en el caso de renuncia, que se formalizaría en la entidad pública o sin consentimiento, en cuyo caso la entidad pública realiza un acogimiento preadoptivo provisional que será necesario que ratifique el juez.

¿Qué es la Adopción?

La adopción constituye el acto jurídico mediante el que se establece entre los adoptantes y el menor una relación jurídica de filiación extinguiéndose así los vínculos de éste con su familia de origen e integrándose plenamente en su nuevo núcleo familiar con una equiparación plena de derechos con la filiación biológica.

La adopción se basa en dos principios fundamentales: la configuración de la misma como un instrumento de integración familiar, referido esencialmente a quienes más la necesitan, y el beneficio de adoptado que se sobrepone, con el necesario equilibrio, a cualquier otro interés legítimo.

La ley 1/1996, de Protección Jurídica del menor, establece, entre otros, como principio rector de la actuación de los poderes públicos, la supremacía del interés del menor.

Asimismo, la ley de la infancia de la Región de Murcia, señala que se procurará aplicar aquellas medidas de apoyo y protección a la infancia que no comporten la separación del niño de su hogar y de su entorno familiar. Se entiende por lo tanto la alternativa de la adopción como una medida subsidiaria, dado que se debe procurar el mantenimiento del menor en el medio familiar de origen salvo que no sea conveniente para su interés.

 

© 2011 Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Región de Murcia. Crecemos con Europa Unión Europea. Fondo Europeo de Desarrollo Regional