Contenido principal

Observatorio de Prevención de Riesgos Laborales

Condiciones ambientales

En este capítulo se exponen los resultados más relevantes de los principales agentes ambientales presentes en los medios laborales susceptibles de representar un riesgo significativo para la salud de los trabajadores.

Las condiciones ambientales se han estudiado a través de preguntas relativas a:

  • Contaminantes químicos: productos nocivos o tóxicos
  • Contaminantes biológicos
  • Agentes físicos: ambiente térmico, ruido,  vibraciones y radiaciones

Entre estos  tipos de agentes existen grandes diferencias, pero todos ellos presentan la cualidad común de ser factores ambientales y la presencia de estos agentes  representa un riesgo significativo para la salud de los trabajadores.

Agentes ambientales: comparativa

Datos en %

 

R. de Murcia

Nacional

Produc. Nocivos o peligrosos

14,1

19,0

Polvos, humos, gases o vapor

17,8

22,3

Contaminantes biológicos

5,8

9,2

Trabaja en local cerrado

72,0

79,3

Ruido molesto o elevado

33,4

38,9

Vibraciones

6,0

5,6

Radiaciones

7,3

13,0

Base: Todos los trabajadores. Pregunta de respuesta múltiple
Fuente: Cuestionario de trabajador

Ruido

Si definimos el ruido como un sonido no deseado por molesto, en el ámbito del trabajo su repercusión es mayor si la exposición es diaria y prolongada en el tiempo por la pérdida de sensibilidad auditiva.

 En el ámbito laboral el buen funcionamiento del oído humano tiene influencia para ejecutar las órdenes y efectuar el trabajo de la forma correcta sin riesgo de accidentes,  además de los efectos perniciosos para la salud que se derivan de la exposición continuada al ruido.

El ruido es uno de los contaminantes más estudiados, mejor conocidos y para cuyo control existen un mayor número de recursos técnicos de todo tipo. No obstante, sigue siendo uno de los riesgos más frecuentes en los lugares de trabajo.

En el ámbito europeo se estiman que 60 millones de trabajadores (la tercera parte de los empleados) están expuestos durante su jornada laboral al ruido, que puede provocarles no sólo una pérdida de audición, sino también situaciones de estrés que, incluso pueden llevar a accidentes laborales y puede sumarse a otros riesgos del lugar de trabajo para provocar problemas de salud.

La OMS ha alertado que la pérdida de audición es la enfermedad profesional irreversible más frecuente. Como consecuencia del ruido, el trabajador rinde menos en el trabajo, ve afectada su vida social y corre el riesgo de aislarse de su entorno más cercano (proposición no de ley)

La nueva normativa europea que entró en vigor el 15 de febrero de 2006  ha bajado a 87 decibelios el valor máximo admisible de ruido. El límite para evitar la hipoacusia es de 80 decibelios para una exposición de 40 horas semanales, a un ruido constante.

Dentro de los problemas de salud derivados de la actividad laboral, el 3% del total de consultas de este tipo son por problemas relativos  a la disminución de la audición.

Consecuencias para la salud: fatiga, estrés, hipertensión arterial, insomnio, vértigos, alteración del ritmo respiratorio, disfonías e incluso nódulos por la necesidad de hablar alto o gritar en las mujeres, incluso riesgos en el embarazo y el feto e incluso riesgos de ataques al corazón.Consecuencias para la salud: fatiga, estrés, hipertensión arterial, insomnio, vértigos, alteración del ritmo respiratorio, disfonías e incluso nódulos por la necesidad de hablar alto o gritar en las mujeres, incluso riesgos en el embarazo y el feto e incluso riesgos de ataques al corazón.

CAP.10. Condiciones Ambientales (Resultados I ERCT)

© 2011 Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Región de Murcia. Crecemos con Europa Unión Europea. Fondo Europeo de Desarrollo Regional