Contenido principal

Empresa, Industria y Portavocía

Tribunal de Cuentas Europeo

(Arts. 285-287 TFUE).

Creado en 1975 con sede en Luxemburgo a partir del Tratado de Maastricht pasa a ser reconocido como una de las instituciones de las Comunidades Europeas. Está formado por un nacional de cada Estado miembro que ejerce sus funciones con plena independencia en interés general de la Unión.

El Tribunal de Cuentas audita las finanzas de la UE. Su papel consiste en mejorar la gestión financiera e informar sobre el uso dado a los fondos públicos. Así pues, tiene derecho a controlar (auditar) la actuación de cualquier persona u organización que maneje fondos de la Unión, a realizar in situ controles cuyos resultados constituyen la base de informes que se presentan a la Comisión y a los gobiernos nacionales de la UE. Con ello el Tribunal examina si las operaciones financieras se han registrado con corrección, se han ejecutado legal y regularmente y se gestionan de manera que se asegure la economía, la eficiencia y la eficacia.

Uno de los cometidos más importantes del Tribunal consiste en presentar, al Parlamento Europeo y al Consejo, un informe anual sobre el ejercicio anterior ("aprobación de la gestión anual"). El Parlamento examina el informe antes de decidir si aprueba o no la gestión del presupuesto por parte de la Comisión.

El Tribunal también debe emitir su dictamen sobre la legislación financiera europea y sobre cómo ayudar a la UE a luchar contra el fraude.

Más informaciónEste enlace se abrirá en ventana nueva

© Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Marca Región de MURCIA