Contenido principal

Presidente

Entrega de los Premios Región de Murcia Pizarras de Plata (09/03/2010)

 

Entre los diversos actos que componen mi agenda cada día, me satisface compartir con todos ustedes este encuentro que desea enfatizar, con toda intención, la gran importancia de la labor docente. Y lo hace destacando a personas realmente singulares y homenajeando, desde la admiración, a quienes han ejercido con nota, nunca mejor dicho, su tarea profesional.

Resulta, por tanto, uno de esos actos especialmente señalados en la agenda, de aquellos que uno siempre espera volver a participar de un año para otro. 

Les hablo con el cariño y conocimiento que me proporciona el ser parte doblemente implicada, como representante de la Región de Murcia, y como aquel docente que trabajó durante muchos años, con la máxima ilusión y dedicación, en una experiencia tan intensa como enriquecedora.

Y por todo ello, quiero, en primer lugar, felicitarles de todo corazón por el servicio prestado, por su decisiva contribución a que nuestra tierra, a día de hoy, sea más culta, esté mejor preparada y formada, sea más competitiva y mire al futuro con optimismo, a pesar de los momentos difíciles que nos está tocando vivir y de los que, estoy convencido, vamos a salir reforzados gracias al esfuerzo común y el tesón de todos.

En ustedes apreciamos la faceta profesional y la humana, pues han educado a nuestros niños y jóvenes no sólo a base de conocimientos, sino también en valores como el respeto, el trabajo, la responsabilidad, la autoexigencia; valores que ya forman parte de nuestras señas de identidad. Han formado, en definitiva, personas de provecho, complementando el trabajo de las familias, que nunca deben olvidar su responsabilidad en esta nada fácil tarea.

Su implicación ha sido plena en el desarrollo de nuestro modelo educativo, que tiene vocación de excelencia. Han interiorizado y puesto en práctica los nuevos métodos docentes que han ido surgiendo para modernizar nuestra educación. Han sido piezas determinantes en la informatización de las aulas para mejor aprovecharnos de las ventajas estratégicas que nos ofrece la Sociedad del Conocimiento.

También han constituido un auténtico ejemplo para esos niños y jóvenes que han encontrado en ustedes la voz sabia, el consejo amigo y el calor humano por los que siempre les recordarán con cariño y admiración. Porque, como afirmó en cierta ocasión un teórico de la educación, “la enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón”.

Son un ejemplo para el resto de compañeros, para esos maestros y profesores que deben continuar con la tarea iniciada, aquellos en los que los ciudadanos esperan volver a encontrar el mismo apoyo que ya recibió antes de vosotros.

Sin duda, la Región de Murcia puede considerarse afortunada; lo es porque cuenta con profesionales de su talla y también con un gran acuerdo educativo que, desde hace unos meses, aunó las voluntades de toda la Comunidad educativa y rubricó el compromiso conjunto de la sociedad murciana por la calidad de nuestro sistema educativo.

Por tanto, el acto de hoy, es un acto de gratitud y de reconocimiento hacia todos nuestros docentes. Pero también una nueva ocasión para que el Gobierno regional reitere su compromiso de estar siempre al lado de nuestros maestros y profesores, atendiendo sus demandas y escuchando sus sugerencias. Pues no nos cabe la menor duda de que, de de ellos depende, en buena medida, que la Región de Murcia llegue a ser lo que todos queremos que sea.

Gratitud y reconocimiento al trabajo de profesores como D. Pedro Felipe Sánchez Granados, en quien se ejemplifica toda una vida dedicada a la docencia y a la tarea de enseñar.

Y como estamos hablando de educación, permítanme que le transmita también un saludo muy afectuoso a Dª Josefina Pérez Rodríguez-Patiño, galardonada en esta IV Edición de los ‘Premios Educación Región de Murcia: Pizarras de Plata’ por su implicación y su compromiso en el ámbito de la enseñanza, la profesionalidad que ha demostrado a lo largo de todos estos años y su experiencia directiva.

Creo que los docentes son la columna vertebral de nuestro sistema educativo, el eje principal de esta enorme y trascendental actividad de la que tanto dependen nuestro presente y nuestro futuro.

Los centros educativos son los lugares donde se prepara a las próximas generaciones, y es por eso que tenemos que inculcar el respeto y cariño a nuestros profesores, como han hecho los dos protagonistas de la campaña ‘Gracias, Maestro’, Virginia y Nicolás, con quienes les enseñaron en su infancia, Doña Pilar Valero y Doña Lola González. Dos maestras que ejemplifican la vocación que anima a todo docente, que nos contagian la avidez de saber y unas inagotables ganas de continuar aprendiendo.

Este año, los centros que han conseguido los premios a la categoría ‘Proyecto Colectivo: Centros Públicos’ son el Colegio ‘José María de Lapuerta’ de Cartagena, y el Instituto ‘Floridablanca’ de Murcia. Ambos son un modelo de cómo se ha de trabajar en la consecución de las tareas educativas y pedagógicas que le han sido asignadas, en la ejecución de cuantas acciones procuren la inserción y la promoción de nuestros alumnos en la sociedad.

El homenaje de hoy estaría incompleto sin personas de la talla de D. Manuel Fernández Nogueira, quien ha dedicado toda una vida profesional a la educación, como docente e inspector, y poseedor de una larga trayectoria profesional dedicada al servicio público y a la Administración.

Pero ¿qué sería de nuestros centros educativos sin profesionales que se sienten una parte más de ellos, que viven la dinámica académica con ilusión, que colaboran en las actividades y cuidan cada detalle del colegio o del instituto? Personas que desarrollan, en cualquier ámbito, tan encomiable labor como D. José Rosendo Martínez Sánchez, constituyen un auténtico referente para cualquier profesional de la docencia.

Se trata de trabajar estimulando las ideas e iniciativas, tanto del profesorado como del alumnado, de crear una comunicación didáctica que pueda transmitir conocimientos, contenidos, destrezas y actitudes, y generar el lenguaje adecuado para favorecer esta comunicación. Y tenemos todos que estar muy atentos y observar, explicar, aplicar y alcanzar conclusiones satisfactorias.

Tenemos que conseguir que toda la comunidad educativa se enfrente con resolución a las dificultades propias de una sociedad en cambio. Desde un planteamiento general donde la deducción, la indagación y la capacidad de interrogarse sean protagonistas, junto al dominio de las herramientas y lenguajes de la sociedad de la información que, sumados a la cultura científica, son hoy elementos indispensables para lograr una adecuada formación integral.

Otro de los galardonados es D. Felipe Ruiz Conesa, del que destacaría su trayectoria profesional dedicada al compromiso social y educativo de los más desfavorecidos, a través de grandes proyectos y una estrecha colaboración con diferentes asociaciones.

Estamos muy contentos de haber contado con Nicolás Almagro, uno de nuestros grandes deportistas, al que felicito por el esfuerzo y tesón demostrado este fin de semana en la eliminatoria de Copa Davis frente a Suiza, saldada con el triunfo, y que, desde el primer momento, se mostró encantado y agradecido por colaborar en una campaña tan dignificante. Él conoce como nadie el significado de términos como constancia, entrega y sacrificio.

Y Junto a Nicolás, tenemos a Virginia Martínez, una de nuestras, más que promesa, jóvenes realidades en el mundo musical. Una luchadora que va marcando, al igual que el ritmo de su batuta, los diferentes compases de esas melodías impregnadas de trabajo, estudio y tesón que son parte esencial de su vida.

Al pedirles que fueran los protagonistas de la campaña ‘Gracias, Maestro’, vinculamos música, magisterio y deporte; ámbitos profesionales que, desde la vocación, el trabajo infatigable y el esfuerzo generoso, ofrecen a la sociedad murciana unos admirables logros, dignos de figurar con letras de oro en la historia de nuestra Región.

Mi más sincera felicitación a todos. Es una satisfacción hacer público el reconocimiento al papel trascendental que nuestros profesionales de la enseñanza han realizado en el desarrollo y consecución de una sociedad más preparada y mejor formada. Debemos estar todos agradecidos y admirados ante una tarea bien hecha, por una labor ejecutada con ilusión y dedicación sobresalientes, de un mérito relevante.

Desde el Gobierno regional expresamos claramente este leal reconocimiento, para que toda la sociedad sea realmente consciente de lo importante que es la labor docente, de los dos pilares en los que se basa: la educación y la enseñanza. Una tarea que cumplen la Administración y el Profesorado, al garantizar responsablemente la educación y formación de las presentes y futuras generaciones de murcianos, atendiendo a las constantes innovaciones y desafíos que ha propiciado el nuevo milenio.

En el ejercicio de su profesión, nuestros docentes han demostrado tesón, esfuerzo, creatividad, energía, espíritu conciliador, inteligencia, generosidad y, ante todo, una gran humanidad en su relación con aquellos a los que enseñan. Nuestra admiración y la gratitud son obligadas, y así lo ejemplifican estas Pizarras de Plata, como justo reconocimiento a una labor en favor de nuestros niños y jóvenes que no siempre es valorada de acuerdo con sus merecimientos.

 

© Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Marca Región de MURCIA