Contenido principal

Observatorio de Prevención de Riesgos Laborales

Medicina y epidemiología

MN-103 "Análisis descriptivo de las enfermedades profesionales causadas por agentes químicos notificadas en la Región de Murcia. Período 2015-2018".
Autora: Gloria Mª Gil Carcelén.
Servicio de Higiene Industrial y Salud Laboral. Área de Medicina.

Resumen

En el período considerado se han notificado 80 enfermedades profesionales causadas por agentes químicos (Grupo 1), de ellas 28 han cursado con baja médica lo que equivale al 35%, frente a 52 sin baja médica representando el 65% de los casos. Teniendo en cuenta el sexo, han sido más frecuentes en hombres (55%) que en mujeres (45%).

El porcentaje medio de estas enfermedades profesionales notificadas a nivel nacional ha sido de 3,1% y en la Región de Murcia del 1,8%. Se aprecia una diferencia de aproximadamente un punto y medio porcentual 1,3, entre el porcentaje medio de las notificadas a nivel nacional (3,1) y en la Región de Murcia (1,8) a favor de las comunicadas a nivel nacional. Considerando el Índice de Incidencia medio del período, a nivel nacional ha representado un valor medio de 2,22, mientras que en la Región de Murcia la incidencia ha sido menor con un valor medio de 1,23, lo que representa una diferencia de 0,69 mayor a nivel nacional que en Murcia

Considerando la etiología de la exposición laboral a agentes químicos más frecuente ha sido a Metales (agente A), en 23 de los casos notificados, representando el 28,8% del total y se ha distribuido de la siguiente forma:

En el 18,8% los trabajadores, exclusivamente hombres, han estado expuestos al metal cromo trivalente y sus compuestos en las siguientes ocupaciones: “Curtido de pieles al cromo”, en albañiles y trabajadores dedicados a la fabricación de hormigón, cemento y yeso, y en trabajadores dedicados al comercio al por mayor de prendas de vestir.

El 6,3% de los casos ha sido por exposición a níquel y sus compuestos, tres casos en mujeres trabajadoras en establecimientos de peluquería y estética y dos casos en hombres dedicados a la fabricación de maquinaria para la industria.

En dos casos ha habido exposición a plomo y sus compuestos en trabajadores de empresas de trabajo temporal (ETT), y un caso ha sido por exposición a arsénico y sus compuestos en el caso de un soldador y oxicortador.

El 11,3% de los casos se han debido a exposición a Ácidos Orgánicos (agente E) entre otros ácido fórmico, acético, oxálico, etc. Y la exposición laboral ha sido más frecuente en mujeres (6 casos en mujeres y 3 en hombres) que trabajaban principalmente en el procesado y conservación de frutas, de pan y de productos frescos.

El 8,8% de los casos se han originado por exposición laboral a Epóxidos (agente M), cinco casos en hombres todos relacionados con tareas de construcción y dos casos en la misma mujer (caso incidente y recaída) de profesión ingeniero dedicada a la fabricación de maquinaria.

La cuarta causa, representando el 7,5% de los casos cada una de ellas, ha sido debida a la exposición laboral a Cetonas (agente L) y a Éteres (agente N) principalmente en mujeres trabajadoras de las actividades hospitalarias y en peluqueras y esteticistas. Los casos en hombres se han producido en trabajadores de residuos peligrosos y trabajadores de limpieza general de edificios.

Según el código nacional de ocupación (C.N.O) las ocupaciones que han originado mayor porcentaje de enfermedades profesionales del grupo 1 considerando ambos sexos, con el 11,3% respectivamente cada una, han sido la de los peones de las industrias manufactureras (C.N.O 9700), con 8 casos en hombres y 1 en mujeres y la de curtidores y preparadores de pieles (C.N.O 7836) que sólo se ha presentado en hombres. En segundo lugar le ha seguido con el 10% de los casos la de los peluqueros y asimilados (C.N.O 5811), con siete casos en mujeres y 1 en hombres.

Las ocupaciones sanitarias, se han presentado todas en mujeres: la de enfermeros no especializados (C.N.O 2121), la de los fisioterapeutas (C.N.O 2152) la de los técnicos de laboratorio de diagnóstico clínico (C.N.O 3314) y la de los auxiliares de enfermería hospitalaria (C.N.O.5611), han ocupado el tercer puesto representado el 6,3% de los casos.

Tanto en hombres como en mujeres, estas enfermedades profesionales, han sido más frecuentes en los trabajadores que tenían una antigüedad de más de 49 meses en el puesto de trabajo representando el 32,5% de los casos.

Según la actividad económica (C.N.A.E), las enfermedades profesionales causadas por agentes químicos notificadas en ambos sexos sólo han coincidido en las dos actividades económicas siguientes: peluquería y otros tratamientos de belleza (C.N.A.E 9602) con 8 casos, y el cultivo de hortalizas, raíces y tubérculos (C.N.A.E 0111) con 4 casos.

En hombres, hay tres actividades económicas relacionadas con el cuero que suman 10 casos, estas son las siguientes: la preparación, curtido y acabado del cuero (C.N.A.E 1511) con 5 casos, el comercio al por mayor de cueros y pieles (C.N.A.E 4624) con 1 caso y, el comercio al por mayor de calzado y prendas de vestir (C.N.A.E 4642) con 4 casos. En mujeres, hay tres actividades económicas sanitarias que suman 7 casos, estas son: actividades hospitalarias (C.N.A.E 8610) con 3 casos, actividades de medicina general (C.N.A.E 8621) con 2 casos y, otras actividades sanitarias (C.N.A.E 8690) también con 2 casos.

Atendiendo a la localización anatómica y al diagnóstico clínico, el 45% se han localizado en manos; y si incluimos los tres segmentos del miembro superior (mano, brazo, hombro) y también los dedos, éste porcentaje pasa a ser del 62,5%, por lo cual se puede anticipar que los diagnósticos más frecuentes van a ser las dermatitis ocupacionales localizadas en los miembros superiores.

El diagnóstico clínico más frecuente de las enfermedades profesionales causadas por agentes químicos con baja médica en ambos sexos ha sido el de L235 Dermatitis Alérgica de Contacto (DCA), que ha representado el 25%. Seguido de la L230 Dermatitis alérgica de contacto debida a metales Entre ambos tipos de dermatitis han representado el 46,4% del total de los diagnósticos analizados. La alergia no especificada (T784) por exposición ocupacional a derivados halogenados de hidrocarburos alifáticos y por exposición a sulfuro de carbono ha representado el 10,7% de los diagnósticos. La urticaria de contacto (L506) por exposición a amoníaco y a manganeso y sus compuestos y, la dermatitis de contacto no especificada (L259) por exposición a Organoclorados y a cloro y sus compuestos inorgánicos han representado, respectivamente, el 7,1% de los casos.

Por tanto, durante el período considerado, se han notificado más patologías dérmicas por contacto con dichos agentes químicos en piel, que patologías respiratorias y pulmonares (con 2 casos), o entre otras alteraciones, efectos tóxicos sistémicos sobre determinados órganos o sistemas específicos (con 3 casos).

El total de jornadas perdidas por baja médica de estas enfermedades profesionales, incluyendo los casos incidentes y las recaídas, ha sido de 2.121 jornadas. Esto ha representado una media anual, durante el período considerado, de 530 días de baja laboral. Distribuyendo las jornadas perdidas según sexo el porcentaje de jornadas perdidas, en hombres ha supuesto el 69,6% y en mujeres el 30,4%.

Según la causa del cierre de los partes notificados: en el 78,6% el motivo del cierre ha sido: el de alta por curación y/o alta, de lo que se concluye que no han sido patologías graves porque, ni han sido de larga duración, ni se han cerrado con propuesta de invalidez permanente. En el 7,1% la causa del cierre ha sido Propuesta de Incapacidad Permanente y, en el 14,3% el motivo ha sido incluido en el epígrafe de otras causas.

Formato: documento pdf

Tamaño: 0,73 MB

Fecha: 16/02/2021

Descargar Archivo

© Todos los derechos reservados.
Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
Marca Región de MURCIA